Seleccionar página

Las autoridades gubernativas y sanitarias de todos los países afectados por la pandemia mundial originada por el COVID-19 han dictado medidas preventivas y de salud pública, así como de carácter laboral y económico para paliar los graves efectos en la economía general y en la salud de la población de dicha pandemia, planteando el teletrabajo y la flexibilidad del horario de trabajo como alternativas u opciones razonables de contención de las posibilidades de propagación del virus en el marco de las relaciones de trabajo.

Comparte.